¿Qué es la microbiota?

Existe un creciente interés científico en el estudio de la microbiota.

Pero… Qué es la microbiota?

Microbiota : población microbiana que se encuentra en diferentes sitios del cuerpo humano.

Diferentes bacterias viven en diferentes partes del cuerpo. Existe una microbiota oral de la boca, una microbiota de la piel que tiene muchas subcategorías (axilas, nariz, pies, etc.), y una microbiota intestinal.

La microbiota tiene un importante papel en la salud. Existe una interacción entre el humano y su microbiota. También existe un equilibrio entre esta población de microbios.

Si estas relaciones se alteran se producen enfermedades.

Una microbiota equilibrada con bacterias beneficiosas y probióticas mantiene saludable el revestimiento intestinal.

Algunos de estos microbios producen sustancias que tienen un efecto positivo en el humano, incluyendo acciones antiinflamatorias y antioxidantes, la regulación de la función de barrera del intestino y la producción de vitaminas y fuentes de energía.

También interacciona con la mucosa intestinal, interviniendo en el buen estado del sistema inmunológico (sistema de defensa).

Se ha demostrado que una micobiota equilibrada participa en el mantenimiento de un peso corporal saludable.

La composición de la microbiota intestinal comienza al nacer y alcanza su máxima diversidad en la adolescencia, permaneciendo estable hasta las últimas etapas de la vida, cuando la microbiota pasa a tener menor diversidad y estabilidad.

Los humanos tenemos cientos de miles de millones de microbios en el intestino, una cifra que se calcula es 10 veces superior al número de células del cuerpo humano. El intestino tiene distintos sectores. En el colon habita la mayor parte de la microbiota intestinal.


La composición de la microbiota intestinal comienza al nacer y alcanza su máxima diversidad en la adolescencia, permaneciendo estable hasta las últimas etapas de la vida, cuando la microbiota pasa a tener menor diversidad y estabilidad.


Los humanos tenemos cientos de miles de millones de microbios en el intestino, una cifra que se calcula es 10 veces superior al número de células del cuerpo humano. El intestino tiene distintos sectores. En el colon habita la mayor parte de la microbiota intestinal.

El Proyecto del Microbioma Humano, tiene como objetivo conocer la diversidad y abundancia relativa de la microbiota en diferentes sitios anatómicos, y su papel en la salud y la enfermedad de los seres humanos.

La dieta representa un papel fundamental en la composición de la microbiota intestinal.

Cuando el equilibrio entre estos microrganismos está alterado, se produce una DISBIOSIS, estado que entorpece los efectos benéficos de la microbiota.

Tratamiento reconstituyente de la microbiota: La biótica

Hay muchos productos disponibles en el mercado, en su mayoría de venta libre, que pueden modular el microbioma intestinal, como los prebióticos (compuestos que pueden fomentar el crecimiento de una especie intestinal sobre otra), los probióticos (especies biológicas beneficiosas) y, los simbióticos (combinaciones de prebióticos y probióticos ).

Esto ha dado lugar a la expansión industrial y un mercado que en Estados Unidos se calcula asciende a

millones de dólares anuales. Muchos productos probióticos de venta libre son cultivos vivos de microorganismos, como Lactobacillus acidophilus, Saccharomyces boulardii y Bifidobacterium.

Los probióticos también están en algunos alimentos, como los yogures y las bebidas cultivadas.

Estos compuestos suelen recomendarse para mejorar la digestión o en el tratamiento de los síntomas de fatiga crónica, para los cuales los datos clínicos aún están en estudio. Aunque existen algunas contraindicaciones, en general, el uso de los probióticos es seguro.

En resumen, la microbiota intestinal es esencial para el mantenimiento de la salud y puede estar alterada en distintas enfermedades. Su composición y su función se encuentran en pleno estudio.

Una alimentación equilibrada en nutrientes y con cantidad suficiente de fibras es necesaria para mantener una flora intestinal saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *