El poder de los antioxidantes

Los antioxidantes son moléculas que nuestro organismo ¨fabrica¨ para protegernos de los radicales libres.

Los radicales libres son otro tipo de moléculas que producimos diariamente cuando digerimos alimentos y respiramos y también cuando estamos expuestos a la polución, el tabaco, las radiaciones solares, los aditivos que se le agregan a los alimentos, pesticidas, etc. Estos radicales generan envejecimiento y daño a las células del cuerpo que se defiende neutralizándolos con antioxidantes.

Los antioxidantes también abundan en alimentos de origen natural como vegetales, frutas y aceites crudos. Ha sido ampliamente comprobado que una dieta equilibrada que incluya variedad de estos alimentos disminuye el riesgo de padecer enfermedades.

Si bien existen suplementos con antioxidantes, muchos de ellos han sido asociados a enfermedades por lo que no es conveniente tomarlos Consumir grandes cantidades de un solo tipo de antioxidante puede ser perjudicial para la salud.

Alimentos antioxidantes.

La mejor manera de aumentar tus niveles de antioxidantes es consumiendo variedad de alimentos que los contengan:

  • Vit C: la encontramos en casi todas las frutas y vegetales crudos especialmente en naranja, kiwi, pomelo, mandarina y limon.
  • Carotenoides: son pigmentos que encontramos principalmente en zanahoria, calabaza, zapallo.
  • Vit E: en frutas secas y aceites vegetales crudos.
  • Luteína: en vegetales de hojas verdes como espina, acelga y brócoli.
  • Licopeno: en vegetales rojos y rosados como el tomate, la sandía y el pomelo rosado.
  • Las Especies como orégano, canela y clavo de olor en poca cantidad también contienen muchos antioxidantes.

Coaching nutricional

El término coaching fue incorporado del área deportiva (entrenador).Se practica ya en la antigua Grecia donde existían expertos que asesoraban a los atletas en los Juegos Olímpicos. Actualmente se denomina así a un método que practica un profesional para ayudar a una persona a mejorar su estilo de vida, desarrollar nuevas capacidades, cumplir metas prefijadas y acompañar los cambios que se necesiten para lograr diversos objetivos .El coach actúa como guía y fuente de recursos. Actualmente las nutricionistas no hablamos de “dietas”, tampoco le entregamos al paciente una lista de comidas y calorías despersonalizada ni esperamos que nuestras indicaciones sean cumplidas en soledad.

Cada persona es única y viene con una historia de consumo de alimentos que no es fácil modificar. Un modo de alimentarse es influenciado por su historia, su familia, su entorno social y laboral. Es necesario considerar muchas variables antes de cambiar su alimentación y lo más importante: hay que tener un plan personalizado. Sin considerar todo esto, tendremos los fracaso de “el lunes empiezo a cuidarme” o” las dietas de moda”: del astronauta, de la luna, de la manzana y otras rarezas.

El coach nutricional es entonces un entrenador personal que te ayudará a fijar pasos en tu plan nutricional,y te acompañará en ese proceso de aprendizaje y cambios que te permita llegar a la meta deseada.

Evaluación nutricional

Consiste en una serie de datos que la nutricionista investiga en una persona para determinar si está cumpliendo con sus necesidades nutricionales. Busca establecer el nivel de salud y bienestar desde el punto de vista de la nutrición.

Un estado saludable requiere un equilibrio entre la ingesta de alimentos y su entrega de nutrientes versus el uso que mi cuerpo hará de ellos. Este equilibrio cambia de acuerdo a edad, sexo, peso, altura, nivel de actividad física, y también en caso de enfermedad o situaciones especiales como embarazo y lactancia.

Podemos encontrar malnutrición en personas con sobrepeso , e incluso en personas cuidadosas que ingieren “suplementos” que pueden ser tóxicos.

Para determinar tu estado, la nutricionista te preguntará respecto a tu historia alimentaria. La información que le des le permitirá saber sobre tus aportes de hidratos de carbono, proteínas y grasas, así como de minerales y otras sustancias necesarias para tu bienestar.